Los procesos de selección académica del manuscrito por una revista científica

Las revistas científicas, con estándares internacionales y prestigio editorial, son muy rigurosas y transparentes con sus procesos de selección de manuscritos, acusando recepción de los trabajos enviados por los autores e informando por mail y/o en su plataforma de gestión de todo el proceso de estimación/desestimación, y de aceptación/rechazo, y en caso de aceptación, del proceso de edición.

selection-06En las webs oficiales ofrecen las normas completas de la publicación, así como instrumentos complementarios como el chequeo previo al envío del manuscrito, los documentos de envío (en su caso, carta de presentación y portada rellenable), la guía para la gestión del flujo en el OJS (plataforma), e incluso publicitan los protocolos de evaluación para revisores externos, a fin de que los autores conozcan perfectamente qué se va a evaluar.

Una vez remitido el trabajo, las revistas de calidad tienen publicitados los tiempos de todo el proceso, comprometiéndose de forma explícita a su cumplimiento. Por ejemplo, en ‘Comunicar’, en un período máximo de 30 días, se recibe notificación de la estimación o desestimación del trabajo. En caso de que el manuscrito presente deficiencias formales, o no se incluya en el focus temático de la publicación, el Consejo Editor desestima formal o temáticamente el trabajo, en muchos casos, sin opción de vuelta. Por el contrario, si presenta carencias formales superficiales, se devolverá al autor para su corrección antes del inicio del proceso de evaluación. En esta fase previa, es muy importante que se autochequee el manuscrito antes de su envío.

selection-03En las revistas de alto nivel de reputación, siempre los manuscritos se evalúan de forma muy rigurosa, porque la revisión científica es el eje medular de la calidad (se valora la investigación, no el investigador). En ‘Comunicar’ este proceso puede ser sometido a 10-15 expertos de media, de forma anónima. Sus informes externos son clave para la aceptación/rechazo del trabajo, así como si procede someterlo a modificaciones, en cuanto a extensión, estructura o estilo, respetando el contenido del original.

El protocolo utilizado por los revisores de la revista debe ser siempre público para todos, especialmente para los autores. El plazo de evaluación científica de los trabajos debe estar también publicado, y nunca debe ser un tiempo máximo superior a la periodicidad de la revista. Por ejemplo, en ‘Comunicar’ el tiempo medio de revisión científica es de 50 días y de aceptación final de 50 días (esto es, un total de 100 días).

Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Sobre cómo publicar un buen artículo y no morir en el intento

La escritura de un artículo científico supone un esfuerzo importante para un investigador y académico, por lo que resulta primordial asumir una visión holística del proceso para tener garantías de éxito y lograr publicarlo en la revista referente en el área de investigación del autor.

Captura de pantalla 2020-02-10 a las 14.02.08

Este proceso de publicación comienza antes de comenzar a escribir, puesto que es necesario llevar a cabo un proceso de análisis y reflexión sobre el tema que se está trabajando. En este momento es crucial leer para tener un conocimiento profundo y detallado del estado de la cuestión, es decir, el autor necesita tener un mapa preciso de los antecedentes a su aportación, cuáles son los temas relevantes, cuáles han sido los avances en los últimos años, qué han supuesto los últimos trabajos publicados en el área de conocimiento, quiénes están trabajando en la misma temática, cómo llevan a cabo sus aportaciones y a qué conclusiones han llegado, etc. A partir de las referencias recogidas es posible diseñar y plantear cuál va a ser el valor de nuestro artículo, midiendo con precisión qué va a aportar de nuevo al estado de la cuestión.

Si durante este proceso se han hecho las consultas bibliográficas pertinentes, se habrá logrado enriquecer este mapa con una serie de revistas científicas referentes, entre las que se seleccionará la revista a la que irá dirigido el artículo, prestando especial atención a la normativa para autores.

Captura de pantalla 2020-02-10 a las 13.54.04El siguiente paso es el de la escritura del manuscrito. En anteriores entradas de La Escuela de Autores se ha hecho referencia ya a las pautas a seguir en la escritura de un artículo científico, en su estructura, independientemente de su tipología: revisión de literatura, artículo de investigación, informe, estudio o propuesta, artículo que describe una metodología o método novedoso. En este sentido, todos los artículos precisan de un título impactante, claro y conciso; un resumen y unas palabras clave que destaquen lo más relevante del contenido y ayuden al lector a conocer qué va a encontrar en el texto; una introducción o marco teórico acorde con el objetivo o intención del artículo y demuestre un profundo conocimiento de la temática y del estado del arte; materiales y métodos que evidencien un rigor científico incuestionable; resultados obtenidos que delimiten y pongan el valor las aportaciones de este nuevo trabajo; discusión y conclusiones.

Antes de enviar el artículo a la revista, recordamos la necesidad de leer detenidamente la normativa, las instrucciones sobre el proceso de envío y prestar atención al proceso de “checklist”. Al mismo tiempo, y tratando de no morir en este laborioso proceso, insistimos en la conveniencia de conseguir la lectura de un colega, los denominados “pares amigos”, que nos faciliten una lectura crítica y comprensiva del artículo.

difusiónFinalmente, y no por ello menos importante, si lo que pretende el autor es precisamente que su artículo sea considerado “un buen artículo”, es de obligatorio cumplimiento contribuir en la difusión del artículo, desde la misma publicación del preprint. Compartir el artículo publicado con otros autores es la esencia de la transferencia del conocimiento a la sociedad, para lo que el autor tiene a su disposición las redes sociales, científicas y comunes, portales especializados en contenidos científicos, redes de contactos de expertos en la temática, portales institucionales de universidades, bibliotecas o centros de investigación. Este proceso de difusión para lograr el mayor impacto científico del artículo es precisamente el que aporta un valor sustancial al arduo trabajo de lograr publicar un buen artículo sin morir en el intento. Es el compromiso de cada investigador, de cada autor, con su carrera profesional y con sus líneas de investigación, compartiendo sus artículos con la comunidad.

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cómo identificar una pregunta de investigación significativa

Al comenzar un nuevo proyecto de investigación, es importante desarrollar una pregunta de investigación sólida. Este es un paso crucial en el proceso, ya que guiará toda la actividad de investigación, lo que implica tomar el tiempo necesario y asegurar el enfoque adecuado.

Una pregunta de investigación escrita correctamente tiene varias características que debemos tener en cuenta para saber que hemos acertado:

  • Debe estar claramente definida, evitando el uso de lenguaje técnico.
  • Debe estar adecuadamente enfocada para dirigir la investigación hacia una conclusión lógica. Debe resumir un tema o problema pendiente que desee investigar a través de la investigación, mediante una revisión de la literatura o un estudio experimental o un ejercicio teórico.
  • Debe abordarse de modo plausible y realista dentro de un cronograma teniendo en cuenta los recursos disponibles (por ejemplo, dinero, equipo, asistentes, etc.).

Pasos principales para escribir una pregunta de investigación

A menudo, cada investigador tiene un tema amplio que le interesa, un área de interés disciplinar por el que se siente motivado. Sin embargo, esto solo no basta, es fundamental focalizar con mayor rigor. Los siguientes pasos pueden ayudar a organizar las prioridades necesarias para encontrar la pregunta de investigación significativa que buscamos:

  • Paso 1: Limitar la idea general a un tema que pueda investigarse, acotando dentro del área. Es más fácil hacer esto siguiendo la propia curiosidad sobre algún problema de investigación en particular.
  • Paso 2: Obtener contexto de este tema general. Es fundamental realizar lecturas preliminares, que enriquezcan el conocimiento previo del tema. En este proceso es vital preguntarse cuestiones como: ¿qué se ha hecho anteriormente, y más recientemente?, ¿cómo se realizaron estos estudios? ¿qué hipótesis se probaron? Después de estas reflexiones surgirán, sin duda, nuevas preguntas. También pueden encontrarse evidencias contradictorias o inconsistencias en la literatura, lo que de un modo u otro llevará al investigador a encontrar sus preguntas.
  • Paso 3: Refinar el tema, como si se usara una lente de mira aún más potente. En este paso del proceso entran en acción otros actores, colegas de equipo o de reconocido prestigio a los que consultar y con los que comentar impresiones. Este intercambio de ideas siempre es enriquecedor y ayuda a adquirir una perspectiva diferente.
  • Paso 4: Recapitular, en el paso final, se debe analizar la lista de preguntas de investigación, ser crítico con el proceso realizado. Es esencial preguntarse: ¿puedo realmente encontrar y/o recopilar los datos necesarios para abordar esta pregunta o problema? ¿será factible el método? ¿Es mi pregunta demasiado amplia o estrecha, o demasiado subjetiva u objetiva?

En definitiva, una regla práctica útil para saber si una pregunta de investigación está bien formulada es seguir el método “FINER”: Factible, Interesante, Novedosa, Ética y Relevante (O´Brien & Broughton, 2017).

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La carta de presentación. Introducir y dar a conocer un manuscrito

hombrecartaLas normas de protocolo dictan una serie de pautas para presentar a una persona. Pero, qué significa presentar. La Real Academia Española define presentar como “Hacer manifestación de algo, ponerlo en la presencia de alguien” y “Dar a conocer al público a alguien o algo”. De ahí que en el caso que nos ocupa, la carta de presentación para una publicación en una revista, el protocolo sea introducir y dar a conocer el trabajo que se somete a la consideración del editor o editores.

Cada revista tiene su normativa y características propias. Por ello, entre las rutinas necesarias para la aceptación de un trabajo, debe conocerse a fondo las cuestiones formales de la publicación que hemos seleccionado. Ello va a permitir que nuestra carta de presentación, cover letter, sea acorde con sus requerimientos.  

Para su redacción hemos de plantear evidencias del interés del artículo que se envía. Esto es, convencer en cuanto a la originalidad, la calidad, la aportación que implica y su posible repercusión en el campo que acota la revista.

La composición de la carta de presentación dependerá, en última instancia, de las normas de publicación o de envío que la revista establezca. Algunas estipulan indicaciones o requisitos para su elaboración.

Lo primordial, como cualquier carta, es que esta se dirija al editor o editores por su nombre, lleve la fecha en la que se envía y el nombre de la revista a la que se dirige.

El cuerpo de la carta debe contener la información más detallada y convincente que pueda elaborarse, para anticipar al editor o editores que recepcionan el trabajo, las bondades del mismo. Este requisito suele servir al equipo editorial para hacer una primera estimación del interés y adecuación del artículo al campo temático de la revista. También da idea del rigor del autor o autores que lo subscriben en cuanto que conocen la normativa y los estándares de una publicación científica. Finalmente implica un compromiso por parte de estos a la hora de exponer la relevancia y oportunidad del manuscrito como aportación significativa al conocimiento.

En la carta de presentación debe quedar claro:

  • El título del manuscrito y el tipo, dependiendo de la tipología que acepte la revista seleccionada.
  • La justificación y objeto de la investigación que se presenta.
  • La aportación que implica el estudio y/o los principales hallazgos.
  • El interés del estudio de cara a su difusión entre la comunidad científica y potenciales lectores.

En relación con el impacto de los trabajos, muchas revistas valoran este aspecto bastante a la hora de decidir la aceptación de un manuscrito. Por ello es importante comprobar cuáles son las políticas de calidad, impacto y visibilidad de la publicación y establecer en el texto de la carta en qué medida se contribuiría con el artículo a ello.

La carta debe incluir los nombres de quienes son autores del manuscrito y sus roles.

Y, finalmente, tratándose de la presentación de un texto científico, nuestra carta debe cumplir con los parámetros de corrección idiomática y estilística que anticipan la buena redacción del manuscrito en cuestión.

cartapres

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Beneficios de publicar los datos abiertos de la investigación

data (2)

En la esfera de la investigación científica está ocurriendo una transformación histórica. El impulso de la ciencia abierta, ligado al avance de las TIC, y el gran aumento del volumen de datos son elementos invariantes para planificar, ejecutar y comunicar los resultados de las investigaciones. La gestión de datos de investigación surge como nuevo elemento de la comunicación científica que incide en los investigadores, las instancias de publicación, la indexación y la evaluación de la ciencia. En este entorno, el análisis de grandes volúmenes de datos (bigdata) y su valor es más grande que nunca antes y sigue aumentando.

En especial, en la investigación científica, existen diferentes tipos de datos, clasificados en función de la metodología aplicada para obtenerlos. Entre los principales tipos se encuentran los observacionales, que corresponden a los registros históricos (solo se pueden obtener en un momento y lugar únicos); los datos experimentales, o sea, los que se generan con la aplicación de diferentes tipologías de experimentos; también están los datos computacionales, que pueden incluir datos de entrada o registros de actividad de aplicaciones; de igual forma, así como los datos de simulación, generados a partir de modelos de prueba. Estos juegos de datos o datasets, cada vez con más frecuencia, se publican en repositorios de datos diseñados con esta finalidad para poder ser accedidos y a su vez citados. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Estructura de un trabajo de investigación: Consejos para mejorar su manuscrito

Enviar un trabajo a una revista requiere no solo hacer una investigación original, novedosa y con aportes relevantes, sino también cuidar el formato y la estructura del paper porque las cuestiones formales, juntamente con las temáticas, metodológicas y bibliográficas, constituyen un todo que explican en gran parte las causas de estimación/desestimación, en primer lugar, y luego de aceptación/rechazo en una publicación de calidad. No atender con esmero el formato de un trabajo es un distintivo claro de un investigador poco riguroso, que no sabe otear los procesos formales que para una publicación de alta indexación son clave en la normalización de sus flujos de evaluación.

estructura-02En general, en toda revista de reconocimiento internacional, hay que remitir simultáneamente dos archivos: Presentación y portada, y Manuscrito.

1) En la PRESENTACIÓN Y PORTADA (“Title Page” y “Cover Leter”, en inglés) se recoge el carácter original de la aportación y se ceden parcial o totalmente los derechos de publicación, aparte de concretarse autores, fuentes de financiación… Este documento es clave en la identificación del trabajo y nunca es visible para los revisores.

2) En el MANUSCRITO, la primera sección, los METADATOS, es sumamente importante. Un trabajo, a veces, genera causas suficientes para su rechazo simplemente por su propio título: Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Escribir un buen título de investigación: Errores que se deben evitar.

En el comienzo era el nombre, todo comienza con un nombre que conforme avanza el tiempo va ganando en significado y al final; sólo quedará eso, un nombre grabado en mármol o metal, diamantes y herrumbre. Existen muchos elementos identificativos en un artículo, pero ninguno tan fundamental como el título. El autor no se debe precipitar a la hora de seleccionar el título del trabajo e incluso es muy habitual que si lo hace mal los revisores se lo corrijan.

Los objetivos del título son:

  • Describir el contenido del artículo en forma específica, clara, exacta, breve y concisa.
  • Permitir al lector identificar el contenido del trabajo fácilmente
  • Ayudar a los gestores informativos (documentalistas, bibliotecarios, etc.) a catalogar y clasificar el material con exactitud.
  • Atraer al lector.

El título, al igual que el resto de los apartados identificativos (resumen, palabras clave, DOI, etc.), debe componerse una vez que el trabajo está completo. Prevalece la capacidad de explicar el contenido sobre la concisión del mismo, y sin embargo un título debe ser breve.

El principal error de un título es que esté desconectado de la realidad del estudio que representa, que se indique que se ha hecho algo que realmente no se ha conseguido. Que el lector acabe de leer una obra y quede defraudado porque lo que se le prometió no se ha cumplido. Manuel Alejandro Bobenrieth clasificaba los errores de los títulos en tres categorías; claridad, concisión y sobre-explicación (que en cierta manera es un error de concisión).

  1. Errores de claridad: Sintaxis correcta y vocabulario al alcance de los lectores
  • Usar palabras ambiguas, vagas.
  • Usar jerga, jerigonza.
  • Usar abreviaturas y siglas
  1. Errores de concisión: Brevedad en el modo de expresar los conceptos o sea efecto de expresarlos atinada y exactamente con las menos palabras posibles.
  • Demasiado extenso (exceder de 15 palabras).
  • Demasiado breve (títulos telegráficos e inespecíficos).
  • Exceso de preposiciones y artículos.
  • Uso innecesario de subtítulos
  1. Errores de sobre-explicación: Declaración o exposición repetitiva e inútil de un concepto, el cual se da por supuesto. Ejemplos:
  • “Estudio” sobre… Investigación” acerca de…    “Informe” de…
  • “Contribución” a… “Resultados de un estudio” sobre…
  • “Análisis de los resultados” de…
Publicado en redacción | Etiquetado , , , , | Deja un comentario