Importancia de la sección “Materiales y métodos” en los artículos científicos

Materiales y métodos es quizás el epígrafe más importante para evaluar la calidad general de cualquier producto de difusión de investigación, pues es el que explica a los lectores qué procedimientos, enfoques, diseños y tratamiento hemos realizado en la investigación, lo que permitirá replicar los estudios, comprender la linealidad entre el planteamiento de los objetivos y los resultados obtenidos, determinar su idoneidad y pertinencia, así como evidenciar cualquier sesgo en la forma en la que se diseñó y llevó a cabo el estudio.

Evidentemente, la manera en la que usualmente se redacta esta sección cambia dependiendo, por una parte, de la disciplina científica, pero por otra -y en gran medida- de la editorial y normas de la publicación (ver normas de Revista Comunicar). Incluso hay diferentes maneras de redactar este epígrafe si se trata de una investigación de carácter empírica o de un estudio de naturaleza más analítica (estados del arte, teoría fundamentada, etc). Sin embargo, siempre debe declararse clara y ordenadamente en el texto la forma en la que se desarrolló la investigación, pues es lo que permitirá comprender de primera mano el diseño, alcance, técnicas de recolección de datos, muestra y estrategias de muestreo, intervalos del estudio, entre otros aspectos que contribuyen a darle valor objetivo y fiabilidad a los resultados obtenidos.

En esta línea, el escogimiento de los materiales y métodos dependerá en primer lugar de los objetivos de la investigación y las hipótesis (si las hubiere), pues serán estos los que determinarán inicialmente:

  • El tipo de investigación: Documental, de campo, semi-experimental o experimental.
  • El diseño de la investigación: Cuantitativa, cualitativa o mixta.
  • El alcance de la investigación: Exploratoria, descriptiva, correlacional, explicativa o predictiva.

Asimismo, la sección de materiales y métodos explica las técnicas que se han realizado, siempre justificándolas en función de los objetivos y citando estudios previos que hayan determinado su validez científica. En este sentido, lo más usual en Ciencias Sociales es que las técnicas se organicen en función de los objetivos, aunque algunas disciplinas suelen declararlas en orden de importancia.

Una de las formas más comunes de exponer las sub-secciones de este epígrafe es la siguiente:

  • Aspectos generales de la investigación: tipo, diseño y alcance. También se suelen identificar las fechas o intervalos de la realización del estudio.
  • Muestra: sujetos participantes en el estudio o elementos que componen la muestra (documentos, espacios, etc) y criterios de inclusión/exclusión. Estrategias y técnicas de muestreo (probabilístico o no probabilístico). Validez estadística y precisión de la muestra (confianza, margen de error, etc.).
  • Instrumentos: Explicación de los instrumentos utilizados para la recolección de datos, las variables, dimensiones, indicadores, su diseño, construcción, validez y fiabilidad; así como la justificación de la idoneidad del mismo para el alcance de los objetivos fijados. También debe declararse en este punto cómo fue realizado el procedimiento de recogida de datos.
  • Sistema de tratamiento de datos: Elaboración de la base de datos, softwares utilizados para la recolección de datos (p.e. Survey Monkey, Google Forms…), sistemas utilizados para el tratamiento de los datos (p.e. SPSS, R, AtlasTi, MaxQDA…). Muchas veces se pide a los autores que pongan a disposición de los lectores y/o revisores la base de datos (e incluso códigos) en abierto en algún repositorio como StackOverFlow u OpenICPSR.
  • Aspectos éticos: Algunas publicaciones exigen que los investigadores declaren en este apartado el cumplimiento de normas éticas de la investigación (por ejemplo: comité de ética, consentimiento informado, tratamiento de la información, entre otros detalles que permitan identificar el cuidado con el que se ha tratado a la muestra).

Como la sección “materiales y métodos” es la intermediaria explicativa y justificativa de los procesos que ocurren entre el planteamiento de los objetivos y los resultados obtenidos, bajo ninguna circunstancia podrán exponerse resultados que no se evidenciaron a través de las técnicas declaradas. En este sentido, los lectores y revisores agradecen mucho que los resultados estén expuestos en el orden en el que se explicaron los objetivos y los métodos, de manera de poder seguir una secuencia ordenada.

Acerca de Luis M Romero-Rodríguez

Profesor de la Universidad Rey Juan Carlos y de la Universidad Internacional de Andalucía (España). Editor Asociado de la Revista Comunicar. Doctor en Comunicación. Máster en Comunicación Social y Especialista en Derecho y Políticas Internacionales.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s