La difusión de proyectos competitivos en artículos científicos

Todo investigador con reconocimiento curricular en el ámbito académico debe participar en proyectos de investigación competitivos. Este tipo de proyectos aporta a la trayectoria profesional de un investigador un valor extraordinario, que indica su compromiso con la ciencia de calidad, su papel relevante en las dinámicas de trabajo de un equipo de investigación potente, y su capacidad para aportar nuevas soluciones a problemas planteados en su ámbito de conocimiento. Implica también la capacidad de haber superado el primer filtro en nivel de exigencia de la comunidad científica, en el que la tasa de éxito es mínima, frente a la ingente cantidad de proyectos que no logran superar los requisitos exigidos en estas convocatorias.

filtro

El segundo filtro a superar será logar publicar los resultados en una revista de impacto, puesto que el compromiso más importante de los investigadores que ganan un proyecto competitivo es la transferencia de resultados a la sociedad, y no hay mejor vía para hacerlo que la publicación de artículos en revistas científicas de prestigio para dar a conocer su trabajo y los logros obtenidos.

Un proyecto de investigación competitivo requiere la colaboración de un equipo de investigadores, como sinónimo de calidad científica, que aglutina grupos y redes de colaboración, y que ha sido capaz de reunir los requisitos más exigentes, sobresaliendo frente a otros grupos, que compiten por lograr, habitualmente, recursos financieros para desarrollar su trabajo en las mejores condiciones posibles, además del prestigio que supone ganar un proyecto en una convocatoria de estas características.

equipo

 

Los equipos de investigadores, una vez obtenidos los resultados esperados, han de preocuparse por dar a conocer lo más sobresaliente de su investigación. Para ello, buscan el mejor medio de difusión, elaboran el mejor manuscrito posible, y se lanzan a la difícil tarea de publicar en las revistas de su ámbito de conocimiento, mejor posicionadas en los rankings internacionales. Por supuesto, que se ha de mantener el anonimato en el proceso de envío del artículo para permitir la evaluación por pares ciega (leer anterior entrada de la Escuela de Autores: El proceso de revisión por pares), de manera que será necesario conocer la normativa de la revista (ver anterior entrada de Escuela de Autores: Normas, normas, normas), para identificar en qué espacio y en qué momento del proceso de edición, es posible hacer referencia al proyecto competitivo que avala el trabajo, garantizando el anonimato de los autores (ver anterior entrada de Escuela de Autores: Asegurar un documento anónimo).

Teniendo en cuenta todo lo planteado hasta el momento, es conveniente no olvidar que las revistas JCR de alto nivel, valoran de manera positiva los manuscritos avalados con la referencia o el apoyo de un proyecto competitivo, que llega de la mano de un equipo de investigadores consolidado. Se valoran positivamente frente a otros manuscritos que no cuentan con el aval de este tipo de proyectos, puesto que las estadísticas indican que el manuscrito derivado de un trabajo en equipo que ha superado la alta tasa de rechazo existente en estas convocatorias competitivas, tiene mejores resultados y en todos los casos, supone un avance sustantivo al estado de la cuestión en cualquier disciplina.

Acerca de rosagarciaruiz

Co-editora de la Revista Comunicar. Profesora de la Universidad de Cantabria (España). Miembro de la Red Alfamed
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s