Escuela de Autores es un portal de Comunicar, Revista Científica en Educación y Comunicación, indexada en las principales bases de datos internacionales, que complementa sus otros blogs activos en español, portugués e inglés. Diseñado y redactado principalmente por el Consejo de Editores de Comunicar, esta Escuela de Autores pretende ofrecer recursos para la publicación de manuscritos en revistas científicas de una forma planificada y estratégica, así como servir de espacio de reflexión sobre la gestión de la información científica para contribuir en publicaciones de primer nivel.
Publicado en Sin categoría

Las meta-etiquetas, describiendo documentos electrónicos

metaetiquetas

La digitalización de la información conlleva más complejidad que la simple transferencia de datos entre el papel y pantalla. Fruto de esta complejidad nacen los metadatos, etiquetas descriptivas, continuación de la tradición catalográfica, cuyo objetivo es la descripción normalizada de los documentos al objeto de que estos sean registrados y fácilmente integrados en grandes conjuntos de datos y sin embargo recuperables según sus características formales y de contenido.

¿Qué significa esto? Pues algo fácil, que los documentos electrónicos de relevancia, como los artículos científicos, deben tener asignados etiquetas que los describan, etiquetas de título, nombre de los autores, temática o el medio en que se publican entre otros. En la actualidad existen diferentes tecnologías que hacen posibles el marcado descriptivo de documentos electrónicos, destacando por su mayor uso el formato XML (más genérico), el modelo de datos RDF o el modelo concreto de metadatos Dublin Core (modelo de metadatos basado en XML y RDF).

En el contexto de los artículos científicos, las buenas revistas introducen las meta-etiquetas en el momento de la creación de los trabajos, maquetación de los pdf u otros formatos. Esto les permite a las bases de datos de gestión bibliográfica como Web of Science, Scopus o Google Scholar, identificar los documentos unívocamente y registrarlos y describirlos correctamente. Igualmente, las meta-etiquetas permiten a los gestores de referencias bibliográficos como Mendeley, Zotero o Refworks importar los datos de los documentos que en ellos se guardan de manera automática sin necesidad de describir los documentos, eso siempre y cuando las meta-etiquetas estén correctas y completas.

Por tanto, en el contexto de la documentación digital, el desarrollo de meta-etiquetas es fundamental para la posterior difusión y visibilidad de los documentos. Un trabajo sin meta-etiquetas o con las meta-etiquetas erróneas será como un libro escondido en una biblioteca que no aparece en el catálogo o aparece de manera errónea, un documento invisible.

 

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , ,

Call for Papers

La creciente importancia de las publicaciones científicas como formato de la ciencia en los últimos años, ha hecho que la expresión «Call for papers» se asuma como tópico dentro del ámbito científico-académico con una importancia sobresaliente para todo investigador que aspire a publicar su trabajo en la revista adecuada y en el número de la misma que más se ajuste a las líneas de su investigación.

Captura de pantalla 2017-12-17 a las 19.38.25

Se trata del anglicismo para la «Llamada de artículos» que dependiendo de quién lo convoque el propósito del call será diferente:  a) puede suponer el anuncio de la apertura de envío de trabajos que las universidades hacen al organizar congresos, simposios o reuniones académicas; o b) supone la convocatoria pública que abren las revistas académicas periódicamente (dependiendo de la periodicidad de la publicación) dando la oportunidad a investigadores y académicos de subir sus trabajos, manuscritos, capítulos y aportaciones a una plataforma digital, normalmente un OJS (Open Journal Systems) o plataforma de gestión editorial, donde los manuscritos comienzan una evaluación por pares para su evaluación y su posterior publicación.

El call for papers se publica en la página web de la revista, pero también se envía a través de listas de distribución o newsletters, centrando su atención en una temática concreta con unos tópicos de investigación para presentar números que concentren los mejores artículos en una temática relevante. Además, para reforzar los call encontramos la figura del editor temático: son editores eventuales de la revista, académicos con una línea significativa de desarrollo científico sobre la temática concreta que se convoca, cumpliendo el rol de “anfitriones” académicos del call, que animan a la comunidad investigadora a enviar sus aportaciones.

Su estructura varía dependiendo de las publicaciones, en el formato tradicional se aporta un título que define el call en su temática y líneas de investigación, al título le siguen unas líneas de contexto, introductorias al tema que se propone con unos descriptores a modo de guía. Sin embargo, con la proliferación de la tecnología, se encuentran versiones más novedosas donde los propios editores temáticos presentan vídeos explicando el call y animando a sus colegas a enviar manuscritos.

Captura de pantalla 2017-12-17 a las 18.21.56El call se ha convertido, sin duda, en un aspecto clave en la agenda de todo investigador que debe otear incansable la red en busca del call perfecto que mejor se ajuste a los tópicos de su investigación, valorando quién emite el call y cuál es su propósito.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El proceso de revisión por pares

upvoye-620x342

Desde el siglo XVII comenzaron a publicarse revistas científicas. La revista Journal de Scavans se publicó en París en 1665; un tiempo después, aparece en Inglaterra la revista Philosophical Transactions of the Royal Society y así sucesivamente fue aumentando de manera rápida, durante el siglo XIX, el número de revistas. Ante este fenómeno, desde el siglo XX, se evidenció la necesidad de implementar un método para validar trabajos científicos escritos por los investigadores que se presentaban a las revistas.

A este método se le llamó “revisión por pares”, y su propósito es medir la calidad, factibilidad y credibilidad de las investigaciones, con miras a ser publicadas, ya sean sus procesos o sus efectos, o para presentarlos ante organismos de financiamiento. Este método es nombrado revisión por pares, porque el manuscrito es revisado por investigadores, presumiblemente expertos, al igual que el autor, en el área. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Revistas Consorciadas

Revistas consorciadas

El proceso de globalización ha llegado a la esfera académica de diversos modos, entre ellas están el acceso abierto, la concurrencia de múltiples idiomas, las redes sociales científicas, y por supuesto las revistas consorciadas.

Las revistas consorciadas emergen a partir de la necesidad de agrupar aquellas pertenecientes a áreas temáticas de estudio afines con la finalidad de habilitar nuevos espacios de publicación para autores, otorgar mayor visibilidad internacional y aumentar la transparencia de los procesos editoriales. Al fin y al cabo, se busca constituir redes especializadas de publicaciones periódicas, independientemente si provienen de universidades, entes gubernamentales o asociaciones científicas que estén interesadas en maximizar su difusión.

El consorcio de revistas se fundamenta principalmente en tres aspectos:

1. Intercambio de revisores: Sabiendo que las áreas del conocimiento se mantienen en constante diversificación, el hecho de tener publicaciones asociadas facilita el contacto con perfiles de expertos en diferentes temáticas.

2. Notificación de la publicación de nuevo número: Mediante una comunicación constante entre los editores de las revistas consorciadas se adelanta versiones en preprint, próximas convocatorias y nuevos números.

3. Promoción de la revista en el sitio web: Se Incluye del vínculo y logotipo en la página principal del sitio web de la revista consorciada.

Por su parte, la revista científica Comunicar, pionera de esta iniciativa, contiene ciertas políticas para un potencial consorcio. Entre ellas destaca que el acuerdo se formaliza con revistas de acceso abierto que contengan al menos versión electrónica (versión física es optativa) y que se encuentren indexadas como mínimo en una veintena de base de datos incluyendo plataformas de evaluación de revistas, hemerotecas selectivas, buscadores de literatura científica y catálogos de bibliotecas internacionales. Actualmente, cuenta con el consorcio de revistas como Mediterránea de Comunicación, Fonseca. Journal of Communication, RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia, Diálogos de la Comunicación, Alteridad. Revista de Educación, entre otras.

En definitiva, reconociendo que Scopus contiene 293 revistas de comunicación. El hecho de lograr un consorcio entre el 10% no solo significará un progreso para la ciencia y un avance para ellas mismas sino para los miles de autores que buscan la oportunidad de divulgar sus investigaciones.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Las Q1, la excelencia por antonomasia

Hoy día hablar en la Universidad de revistas científicas es un tópico dada la trascendencia que para cualquier investigador tiene difundir y editar en una publicación periódica de calidad sus resultados de investigación si quiere tener visibilidad de su trabajo y reconocimiento académico de su estudios.

Es especialmente llamativo en un entorno universitario y académico, el comprobar el gran desconocimiento que existe entre el profesorado universitario (e incluso con suposiciones bien falsas) sobre las revistas de calidad, la importancia de su gestión editorial, sus índices de visibilidad y sus factores de impacto en la comunidad científica.

Uno de estos puntos confusos y, en muchas ocasiones, mal entendido, son las indexaciones y su clasificación en cuartiles, una forma sencilla de jerarquizar las revistas en los principales índices del mundo en función del cuarto en donde se posicionen.

Las revistas Q1 son las que ostentan los mejores puestos y por tanto son las más prestigiosas y afamadas en sus clasificaciones porque han obtenido para el año de su valoración las mejores y más numerosas citas de sus revistas.

Muy pocas revistas, por tanto, tienen la posibilidad de acceder a estos niveles de excelencia internacional y más si cabe si se publican fuera de los ámbitos científico-técnicos y anglosajones, ya que la lengua franca con gran diferencia es el inglés y los estudios técnico-sanitarios son los más pujantes a nivel internacional.

En el Journal Citation Reports (Clarivate Analytics) el índice más reputado a nivel mundial se cuenta este año con 123 revistas españolas, de las que solo 5 cuentan con el honor de ser JCR-Q1: 1) Emergencias (Salud), 2) European Journal of Psychology Applied to Legal Context (Psicología), 3) COMUNICAR (Comunicación / Educación), 4) Revista Matemática Complutense; 5) European Journal for Philosophy of Science. Estas son, sin duda, las revistas top de la ciencia española. Entre ellas es “Comunicar” la única revista en Ciencias Sociales que mantiene su estatus en este selecto grupo.

JCR-03

JCR-01

JCR-02

Scopus, segunda base de datos de alto nivel y prestigio internacional, cuenta con dos indicadores: el CiteScore y el SJR (Scimago Journal Ranking). En este portal contamos actualmente con 514 revistas españolas de las 28.606 que se encuentran en la base en 2016 (solo un 1,79% son españolas, un porcentaje bastante reducido del potencial de la ciencia de nuestro país). De estas solo un 5,25% son SJR-Q1, en total 27, esto quiere decir que solo un 0,094% de las revistas Scopus SJR-Q1 del mundo son españolas, un porcentaje realmente bajo y significativo del tejido editorial científico de nuestro país y del apoyo de las administraciones y de la comunidad investigadora a las mismas.

SJR-02

SJR-01

En SJR-Q1 “Comunicar” alcanza el puesto 7º de las 27 existentes y es la única que mantiene el Q1 en tres áreas diferenciadas: Comunicación Q1, Educación Q1 y Estudios Culturales Q1.

En suma, nuestro país ha de seguir luchando para posicionar su ciencia en las revistas visibles y de impacto en el mundo. La Administración, las Universidades y la comunidad de investigadores españoles tienen mucho que decir… y que hacer aún.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Factor de inmediatez: Eigenfactor

En el actual panorama de métricas que miden nuestra producción científica, métricas tradicionales y alternativas, resulta confuso y, en ocasiones, abrumador poder interpretar o conocer tantos índices e indicadores que miden y justifican la valoración de la producción académica. Es por este motivo que hoy dedicamos este post a los índices de valoración de revistas científicas Eigenfactor.

En 2007 dos académicos de la Universidad de Washington, Jevin West y Carl Bergstrom, crearon un modo alternativo de evaluar el impacto de las revistas científicas: EigenfactorTM Metrics. La puntuación Eigenfactor valora la importancia relativa de una publicación para la comunidad científica, de forma que la suma de las puntuaciones de todas las revistas suman 100; sin embargo, esta puntuación está influenciada por el tamaño de una publicación medida por el número de artículos anuales publicados (una revista que duplica el número de artículos que publica, duplica igualmente su puntuación Eigenfactor).

Captura de pantalla 2017-10-30 a las 8.06.01.png

El Proyecto Eighenfactor ofrece dos índices distintos:

  • Eigenfactor Score: Basado en el número de veces que los artículos publicados en los cinco años pasados han sido citados en el presente año. La diferencia esencial con otros, además de los años, es:
    • Tiene en cuenta las citas tantos de ciencias como de ciencias sociales
    • Elimina las autocitas (las citas dentro de la misma revista)
    • Da más valor a las citas aparecidas en las revistas más importantes
  • Article Influence Score: Se obtiene a partir del Eigenfactor, midiendo la influencia de los artículos de una revista en los próximos cinco años. Se obtiene dividiendo el Eigenfactor entre la cantidad de artículos publicados.

Ambos índices son incluidos entre las prestaciones del ISI Reuters (JCR), con la idea de no considerar sólo el FI (factor de impacto) como único patrón de medida de la calidad científica, por lo que los encontramos incluidos en el repertorio de métricas que la ISI Web of Science ofrece.

Captura de pantalla 2017-10-30 a las 8.47.37.png

La idea que mueve esta medición es que no solo importa cuánto se cita a una revista, sino quiénes y cómo lo hacen. De tal manera que no tiene el mismo valor una autocita (dentro de la propia revista), que una cita en una revista sin impacto que en una cita en una revista de las más citadas del mundo. En la práctica esta diferenciación se consigue con la creación de redes de relación de disciplinas a través de vínculos, las revistas con más vínculos obtienen más valor y ese valor se mide hacia las citas que emite puesto que identifica si una revista tiene más peso en la red o menos. Se trata en definitiva de un indicador de red que dibuja un mapa de relaciones entre disciplinas que añade información significativa complementando el IF de la revista.Captura de pantalla 2017-10-30 a las 9.49.03.png

 

Bergstrom C. (2007). Eigenfactor: Measuring the value and prestige of academic journals. C&RL News, May 2007, 314-316. Disponible en: http://octavia.zoology.washington.edu/publications/Bergstrom07.pdfen: http://www.ala.org/ala/mgrps/divs/acrl/publications/crlnews/2007/may/eigenfactor.cfm

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Métricas alternativas: ALM

ALTMETRICS.png

¿Qué son las Altmetrics? Son métricas para medir la actividad científica cuyo origen es el registro de información en plataformas digitales. Por tanto, las primeras altmétrics nacen con internet (número de visitas y descargas) y se desarrollan especialmente con la aparición de plataformas sociales y académicas en el contexto de la Web 2.0.

¿Cuáles son las principales métricas usadas actualmente? Las métricas alternativas van aumentando según van apareciendo servicios web que registran y difunden trabajos científicos. En un reciente artículo, Daniel Torres-Salinas, Álvaro Cabezas y Evaristo Jiménez (2013) proponían una clasificación de los principales indicadores altmétricos:

image4721.png

Vemos como las altmetrics no son sino un aprovechamiento del registro de información que dejan los artículos científicos en diferentes plataformas webs.

Qué debemos tener en cuenta al interpretar alguna de las múltiples métricas alternativas?

Las Altmétrics deben ser estudiadas según varios aspectos:

  1. Significado. ¿Qué significa el indicador? ¿Qué significa tiene que un artículo sea retuiteado o compartido por Facebook? Un problema básico es que la gente cree que las Altmétrics sustituyen al divinizado Impact Factor, pero la realidad es que la gran mayoría no son indicadores de impacto, aportan información sí, pero sobre otras dimensiones.
  2. Difusión. La mayor parte de las Altmétrics nos habla de la presencia y prevalencia en un contexto digital (twitter, Facebook, Mendeley, Blogs, etc.). Podemos decir que en términos generales las Altmetrics hablan de difusión. La clave es discernir qué es una buena o una mala difusión, ¿Tener 5 tuits es una buena difusión?
  3. Esfuerzo y solidez del indicador. Otro aspecto fundamental para evaluar una altmetrics es el esfuerzo que cuesta realizar registros. Además, debemos pensar si existe algún tipo de filtro que regule su producción. Por ejemplo, crear un tuit sobre un artículo es sencillo y nadie puede evitarlo. Mientras que citar un artículo es complicado porque primero tienes que hacer un trabajo desde el cual citarlo y en segundo lugar publicarlo, con los filtros naturales. Es por ello que muchas almetrics son especialmente fáciles de manipular. ¿Tiene sentido regirnos

En definitiva las Altmetrics son nuevos indicadores que aportan información sobre difenretes dimensiones, muchas de las cuales no teníamos forma de medirlas.

Torres, D., Cabezas, Á., & Jiménez, E. (2013). Altmetrics: nuevos indicadores para la comunicación científica en la Web 2.0. Comunicar, 21(41). https://doi.org/10.3916/C41-2013-05

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario